La novela negra en El Premio (cuestión de reputación)

Publicado: 15/02/2012 en Literatura y gastronomía

En 1963 el director Mark Robson adaptó al cine El premio Nobel de Irving Wallace con Paul Newman de protagonista, un escritor estadounidense que recibe el más prestigioso galardón mundial.

En el encuentro con los periodistas, el escritor, que no olvida el dry martini en casi ninguna escena y que hace seis años que habla de una nueva novela que nunca acaba, se descubre. No la está escribiendo ni va a hacerlo. Un periodista pregunta:

-¿Cómo se ha ganado la vida estos años?

-Con las novelas policiacas.

-Pero, ¿cómo es posible que el autor de grandes novelas escriba…?

-Bajo pseudónimo, claro, y no lo voy a desvelar. Tengo habilidad para adentrarme en en misterio de los seres humanos.

En lo gastronómico, lo suyo es el cóctel y el derecho a la inconsciencia:

– Mi tercer dry martini y aún no he desayunado.

Como se ve, cuestión de reputación.

Anuncios
comentarios
  1. Liacicec dice:

    La repusieron el otro día. ¡Qué buena!. Casi no la recordaba porque hacía años que no la veía y pasé un rato estupendo.
    Respecto a la reputación…¡qué duro es mantenerla!. Tanto la buena como la mala reputación nos preceden y no siempre estamos a la altura. Nadie somos seres de una sola faz, a todas horas del día!. Así que si lo suyo es mantener la condición de alcohólico, tenga o no ganas: tres martinis al coleto y a seguir marcando muescas en el revolver del vivir al límite.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s