Archivos de la categoría ‘EnCrudo Fanzine’

Jacobo Gavira y Yanet Acosta sentados a la mesa con enCrudo en la exposición Diseño y Gastronomía en Vitra

Jacobo Gavira y Yanet Acosta sentados a la mesa con enCrudo en la exposición Diseño y Gastronomía en Vitra

El artista Jacobo Gavira acaba de inaugurar en Vitra, Madrid, una exposición que repasa su paso como diseñador por la gastronomía durante los últimos años. Portadas de revistas, premios gastronómicos, imágenes para ferias y congresos, y, un fanzine.

Jacobo y yo ideamos en junio de 2011 el primer fanzine gastronómico, enCrudo. Con él queríamos llevar la cocina a la calle y tomar de la calle lo más importante para nuestra gastronomía. Escritores, periodistas, cocineros, artistas, fotógrafos, poetas, escultores, diseñadores y aficionados a la comida pusimos en cada número lo que no habíamos publicado en ninguna otra vía.

El fanzine enCrudo fue un fenómeno que fue de mano en mano y que llamó la atención por su diseño, contenido y objetivos a muchas personas que acabaron acercándose, colaborando y compartiendo.

Después de cinco números con ideas, atrevimientos y mensajes que hemos esparcido por el mundo, queda el diseño, la ilusión y la chispa de la creatividad ligada a la escritura, al dibujo, a la fotografía y al diseño en la gastronomía.

enCrudo en la exposición Diseño y Gastronomía en Vitra

enCrudo en la exposición Diseño y Gastronomía en Vitra

 

Anuncios

El capricho del Teide

Alberto Chicote arrasa en la ranking de audiencia con su Pesadilla en la cocina y La Sexta lo elige para dar las uvas el último día del año. Pero le ha salido una fuerte competidora: Cecilia.

No hay quien recuerde su apellido, pero a nadie se le olvida su versión restaurada del Ecce Homo. La revelación del año, la noticia que ha llevado a España como nunca a titulares en la prensa internacional (si exceptuamos la crisis económica).

Ya ha salido el vino Ecce Homo, el concurso de pintura con el nombre de la autora, las camisetas, las crepes decoradas con la imagen y, lo mejor, el disfraz del Ecce Homo. El regalo perfecto para cualquiera que quiera triunfar en la parrilla televisiva estas Navidades, incluido el rey, quien no ha conseguido audiencia ni abriéndose canal de Youtube.

Pero por más que miro esa imagen, que ha sido el pitorreo total del arte, la restauración y el buen gusto (por muchas visitas que le esté dando a Borja), es como si me comiera una de esas Cocretas de balística que te ponen en demasiados bares. Esas que te dejan el estómago como nos lo ha dejado 2012, agotado, al límite del resuello.

Llega 2013, con el comienzo de una nueva Era, que apuesto por comer enCrudo, con otros muchos proyectos, literarios y docentes, con buenos profesionales y amigos, con una mirada global y desde el corazón.

enCrudo

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Para acabar el año y quizás esta era mundial, sacamos el cuarto número del primer y único fanzine gastronómico que se edita en papel y va de mano en mano, enCrudo.

En este número:

  • Las latas latosas de Falsarius Chef.
  • Jordi Roca muestra su arte dibujando al helado Rocambolesc. 
  • Un enCuentro punk con el músico Luis Brea.
  • El chef valenciano Ricard Camarena y su perfil de Canalla Bistrot.
  • El escritor Miguel Aguerralde se va de Tapas negras.
  • Y el periodista Carlos G. Cano relata cómo fue Mi primera sangre (encebollada).
  •  El escritor y editor Marcus Versus sirve sus micropoemas.
  •  Y para definir la comida canalla, la escritora y fotógrafa Laura Muñoz.
  • Alessia Cisternino & Sergio Jiménez hacen la lista de la compra.
  • Y para los aventureros, gastronomía entre leones de la periodista Raquel Contador .
  • In english, The Fruit Sonet by Ione Harris. 
  •  Y la bloguera Lía Cice habla de La blogosfera en su despensa y Salvador Castellá pone la contraportada en dibujo.
  • Rafa Prades desvela la receta de la solterada y Nuria Blanco los secretos de los platos que miran mal.
  • El gran Interrobang salpica con San Martín y Marta Lorca con sus palabras encadenadas.
  • Paco Ybarra habla del Tesoro descubierto y la cocinera Suraia Abud, de la búsqueda de una burrata.
  • El fotógrafo Hugo Quejido retrata los bares; Jorge Gutiérrez, la mafia en la mesa y Roberto Gómez, los Númerus Clausus.
  • Sacha Hormaechea pone su Tartera errante y Gonzalo del Valle Inclán, su Revoluccionario.
  • Y todo ello aderezado de ilustraciones y diseño de Jacobo Gavira y de la redacción y edición de Yanet Acosta.

 

enCrudo 4 enConstrucción

Publicado: 07/11/2012 en EnCrudo Fanzine
Etiquetas:,

Estamos con las manos en el número cuatro del fanzine enCrudo.

Envía tu visión de la gastronomía a pie de calle a paraencrudo@gmail.com

 

El cocinero Alberto Chicote comienza nueva vida. Deja los restaurantes Nodo y Pan de lujo para montar uno por solitario y, encima, se mete en la piel de Gordon Ramsay para hacer la versión de “Pesadilla en la cocina” en España para la Sexta, que comienza a emitirse este jueves 25 de octubre a las 22.25.

¿Hay mucha mierda en las cocinas?

De muchos tipos. Y también la hay en las salas y en las mesas.

¿Y en la televisión?

También.

¿Y qué haces en este programa, imitar a Gordon Ramsay?

Ni hablar. No tengo que hacer nada. Creo que lo mejor en la televisión es ser yo mismo.

¿Los cocineros quieren cocinar o ser showman?

Casi todos los cocineros quieren ser showman porque la televisión se identifica con fama y fortuna y todo el mundo quiere ser famoso y rico.

¿Te sigue la gente del gremio?

Por ahora todos los colegas me han felicitado, pero prefiero que no me vea el gremio y sí todos los demás, que son muchos más.

¿Por qué se hunden tantos restaurantes?

Por que la idea es que con un restaurante te forras y por eso la peña se lanza para hacer dinero rápido. Hasta los famosos lo piensan y te encuentras con que la Pantoja tiene un restaurante o tal jugador de fútbol. Cuando no se sabe qué hacer, se monta un restaurante.

¿Cómo te dio por meterte en este programa?

Es muy atractivo y, sobre todo, gratificante, porque echas una mano a alguien que lo necesita. Hay mucho trabajo por hacer, la de dios.

¿Y tienes recetas para todos en esta época de crisis?

Sí, de sobra, pero lo más importante es limar. En ocasiones, con que la barra esté limpia consigues que la gente empiece a entrar a tu restaurante.

También a veces prefieres no entrar al ver la cara del camarero…

Está claro que la cara de perro no ayuda, pero cuidado, no se trata de que la chupes según entras por la puerta del restaurante. Además, da igual si saben que hay que servir por la izquierda o no, porque lo importante es otra cosa, que te traten bien.

¿Irás al rescate de restaurantes con estrellas?

Todo se andará, el hundimiento se vive igual con estrellas o sin ellas.

¿A algunos les iría mejor sirviendo platos preparados?

Lo importante es que el producto final sea bueno. En muchos restaurantes falta customizar muchos productos ya preparados (V gama).

Pero eso es engañar al cliente…

¡Palurdeces! A ver, el Ketchup que está sobre la mesa ya es V gama y nadie se queja. El pan también y un pulpo cocido, también. ¿De verdad es importante el espacio dónde se cuece el pulpo? Antes la gente tenía vacas enteras en el restaurante, ahora pides al carnicero lo que te interesa. Pues con la V gama es igual.  ¿Para qué quieres tener a un tío pelando patatas si hay empresas que se dedican a eso y te las venden peladas? Todo dios usa la V gama, incluidos los 3 estrellas.

Coño, ya veo que la mala hostia es tuya… 

Mía.

¿No será mejor que dejes de comer carne? Para estar más tranquilo, digo…

Mi médico dice que lo mejor que puedo hacer es dejar de comer.

(Y lo dice después de meternos para la entrevista unos aros de cebolla, un sándwich de pastrami y una hamburguesa de 250 gramos)

Uff

Mis chicos del restaurante me decían que superaba al Ramsay en mala hostia.

¡Pero si se te veía en la cocina desde la sala del restaurante!

Pero no se me oía.

Y ahora sí que te oímos. 

Entrevista realizada por Yanet Acosta y publicada en el número 3 del fanzine enCrudo. 

-Robin Food, ¿a quién le quitas la comida?

Tengo un amigo que una vez sirvió en una cena canapés de Whiskas con huevas de salmón y una gamba haciendo el pino, harto de preparar siempre la cena sin que lo ayudara nadie. Se vengó vilmente. Le quitó la cena a su gato.

-¿Y se la das a alguien?

Esa misma tapita se la daba yo a mucho cursi que anda suelto por la estepa. No soporto a los chefs horteras.

-Entonas “¡Viva Rusia!” mientras cocinas, ¿por canalla o por revolucionario?

Por pura felicidad.

-¿Por qué la tele y no un restaurante?

Ahora toca hacer tele para quitarme las musarañas de la alta cocina, ya tuve restoranes y estrellas michelín.

-¿Hay chef sin ego?

Haberlos haylos y se baten el cobre cocinando sin decir gilipolleces. No salen en los periódicos ni montan exposiciones.

-Dices que Con la comida no se juega, ¿y aquello de la nata a lengüetazos?

Pruebe a chupar la nata nitro y verá que descojono. A mi la nata me gusta grumosa.

-En tu programa recomiendas prudencia con los ingredientes, pero, a la vez, proclamas el atracón a mano armada…

Sugerirle castidad a un libertino o invitar a ser prudente a un valiente es como hablar de humanidad a un tirano. ¿Me puede repetir la pregunta?

-Lo intento: ¿Doble personalidad? ¿O es que tras la imagen de exceso está un tío sensible?

-Lo de que me repita la pregunta en la respuesta forma parte de la respuesta, veo que no ha pillado mi fina vena irónica…

-¿Qué te pone más cachondo una peli de Nacho Vidal o una costilla adobada?

Siendo crío me excitaban los pliegues de las axilas de las gitanas que pintaba Ignacio Zuloaga, así que hágase a la idea del trastornado que llevo dentro.

-¿Lo de chuparse los dedos en la tele es entonces para ir animando al personal?

Un cocinero que no sumerge el dedo en sus cazuelas es un farsante. Meter las salsas en probetas de cristal es de tarado cerebral.

– ¿Tú sabes lo que es una cocina pequeña o es que eres vasco?

Prefiero tener una máquina de hielo en casa que piscina climatizada.

-¿Lo tuyo con los garbanzos es amor a Benito Pérez Galdós?

No, es amor al garbanzo, primo hermano del marrano.

-¿Qué culo cocinarías?

Cualquiera que tuviera hambre. Comerse un culo es lo más.

-Una guarrindongada enCrudo sería…

Que se descojonaran por escrito de nuestra tonta gastronomía contemporánea.

-¿Pero qué te han hecho los de la cocina de vanguardia? ¿Es que te quitó la novia alguno?

La cocina de vanguardia no me ha hecho nada, al revés, me apasiona desde que me enseñaron a ponerla en práctica los maestros con los que he tenido la suerte de trabajar (Hilario Arbelaitz, Martín Berasategui, Pedro Subijana, Jacques Chibois o Michel Guérard). Por cierto, siempre he sido más de quitarle la novia a los demás, hay mucho maleducado que me lo ha puesto siempre muy fácil.

-¿Has vomitado algo alguna vez?

Mucho, de todos los colores y por todas partes.

-¿Un truco del almendruco para adelgazar?

Se adelgaza nada más morir, González Iñarritu dice que veintiún gramos. Conforme van pasando los días, te vas quedando como una pasa de Málaga, y no hay jarabe de hígado de bacalao que te haga recuperar el apetito.

(Entrevista realizada por Yanet Acosta y publicada en el fanzine gastronómico enCrudo número 2. Recuerda que el número 3 hace semanas que está de mano en mano)

El primer enCuentro del fanzine enCrudo resultó un fiestón gastronómico, canalla, colaborativo y creativo. Quedamos al aperitivo, porque es una fiesta. Un vino tio Pepe, un photocall -fotocón- de corta y pega con los nombres de los 74 colaboradores de este año enCrudo y una tapa.

Esa era la idea, pero cada uno aportó lo que más le inspiraba -Daniel G. Padilla, guacamole y totopos de su tierra; José Aja, perretxicos y huevos de oca de Cantabria; Carlos G. Cano, tortilla de su abuela; Jacobo Gavira, pulpo asado de Galicia; Rafa Prades, toro de Extremadura; Yanet, papas arrugadas con mojo de Tenerife- y convertimos el aperitivo en una bacanal.

Gracias a todos por participar de este espíritu fanzinero, especialmente a quienes vinieron desde Galicia, Barcelona, Valencia, Almería y  Zaragoza para celebrar este primer año enCrudo.

Acabo de recibir el número 3 de enCrudo, nocturno y con alevosía. Los temas más plurales que nunca.

– El poeta David Morello declama al Syrah.

-El versátil Miguel Ángel Almodóvar recuerda la última cena del reo François Miterrand.

-La periodista Rosa Rivas flipa en japonés con el relato “La torrija de los Shisha” y su colega, Raquelíquida con “El cuento del crítico de vinos”.

Augusto Metzli deja su ilustración de acrílico sobre tela y El Pingue su dibujo y letras juntas de “Bacalao y moscas”.

-El cocinero Rubén Cordero de Paz se arranca con las viñetas y El chef del mar versus Ángel León se desnuda en “El vagabundo del mar”.

Clara Talens le da vida a Yesterday de John Lemon con Paul McCarne.

-La cuentista Marisol Torres hace “Sopa de boda” y la periodista Alexandra Sumasi desvela “El secreto”.

Yanet Acosta saca la mala hostia de Alberto Chicote versus Pesadilla en la cocina y el perfil más gipsy de Pablo Albuerne en más de 1.000 minutos.

Antonio Tena se impone: “Apártame esos cuartos traseros” y Jorge Cano con su Collage da las “Soluciones conjuntas a los problemas acuciantes…”.

-El fotógrafo Antonio Novillo capta al “Bonito de guante blanco” y María José Ollero da tapas o raciones.

Jacobo Gavira saca “Cuerpo” e Iñaki Berazaluce se sumerge en la antropología con “¿Muslo o antebrazo?”

-El crítico Ignacio Medina explica por qué “No hay comida rara, sino gente extraña” y el periodista Daniel García Padilla invita a “Taco de chapulín”.

Y en la contra, Evaritsto Belloti da en exclusiva la imagen de Pantagruel, ladrón de vacas crudas.

El domingo, 13 de mayo a las 13 horas, este número 3 con el que cumplimos 1 año estará en mano de todos.

El próximo domingo, 13 de mayo, celebramos el 1 año del fanzine gastronómico enCrudo. Durante este año han participado con cuentos, poesías, artículos, viñetas, fotos, obras artísticas y dibujos 74 autores, entre periodistas, artistas, músicos, fotógrafos, cocineros, escritores y aficionados a la cultura fanzinera y a la gastronomía vista a pie de calle.

El enCruento enCrudo será en un Txoco del centro de Madrid que abre sus puertas para esta fiesta, a la que, si reservas tu lugar a través del mail paraencrudo@gmail.com cualquiera que comparta esta visión creativa-colaborativa de la alimentación y la cultura, está invitado.

Este fanzine, proyecto de Jacobo Gavira y Yanet Acosta, se ha paseado por el mundo de mano en mano. En blanco y negro y en papel, demostrando que lo único viral es la creatividad.

A las 20.30 del 23 de abril, Arrebato Libros en la calle La Palma de Madrid estaba de bote en bote. Pablo Albuerne versus Gipsy Chef, con su sombrerito al canto, comenzó a charlar sobre su vida -viajera durante años y campestre en los últimos tiempos-, su espacio en Antena 3, sus nuevas ilusiones televisivas, el tomillo de monte de su pueblo barcelonés,…así, entre amigos. Mientras, arrojaba sobre una bandeja sal gruesa y, sobre ella, dados de naranjas sanguinas y limones, hojas de romero y tomillo. En un bote mezclaba cebollino, albahaca, perejil, vino blanco, aceite y palabras sobre el espíritu fanzinero y creativo de enCrudo con Jacobo Gavira y de las historias negras de la alta cocina y El Chef ha muerto. Así, entre amigos.

Y la gente participaba. Licuaba la mezcla de hierbas, comentaba y hacía cucuruchos con los folletos ya casi a punto de perder su función de la Noche de los Libros y se fijaba en alguna de sus palabras: descuento, creatividad, libro, fiesta. Y Gipsy Chef desapareció y reapareció en la calle con una barbacoa repleta de sardinas del Cantábrico con sal aromatizada, cuyo olor invitaba a más gente.

Y sobre una rebanada de pan, servía una sardina braseada con un poco de su mojo mágico hecho de hierbas y cítricos. Algunos se acercaban y preguntaban. Otros temían que la policía diera al traste con la barbacoa, pese a que no hay nada tan festivo y literario (Pepe Carvalho y su vicio de alimentar la chimenea con obras escogidas o Faranheit 451,  temperatura a la que el papel de los libros se inflama y arde y título de la novela de Bradbury).

La comida en la calle, mientras se cuentan historias y se comparte, es la fiesta.

Gracias a todos por participar de esta fiesta en esta inolvidable Noche de los Libros, en la que dimos la brasa a pie de calle. Y, a los que se lo perdieron, seguiremos dando la brasa, esta vez el 13 de mayo a las 13 horas.