“Today”, el proyecto fotográfico de Ariadna Acosta

Publicado: 07/07/2014 en Noches sin sexo
Etiquetas:

Today, proyecto fotográfico de Ariadna Acosta, ilustradora de Noches sin sexo

La artista Ariadna Acosta, con quien comparto apellido, inspiración y un libro titulado Noches sin sexo, acaba de presentar su proyecto fotográfico “Today” como Trabajo Final de Grado. Este fin de semana ha festejado el término de su carrera de Bellas Artes. Y para borrar toda duda de que no es la inanición lo que le espera, lo hizo entre platos en un restaurante 🙂

A modo de homenaje, le dedico esta crítica a su obra, que les invito a conocer en su blog: Ariadna Acosta.

 

Los instantes captados por el ojo de Ariadna Acosta parecen inocentes, fugaces, intrascendentes. Son como esos miles de segundos al día en los que parece que no pasa nada. Sin embargo, la instantánea de esta fotógrafa hace que la mirada del espectador se quede un largo rato sobre ellos y que, incluso, regresen a la memoria como trozos inmortales del anuncio de la fugacidad de la vida y de la vulnerabilidad de su transcurso.

Estos instantes están tomados del paso del día a día rodeados de gente, pero también de espacios que pasan desapercibidos. Y aún más en detalle por objetos que podrían perderse en el barroquismo de la imagen, pero que ella los saca a primera línea para protagonizar una emoción, habitualmente de vacío inquietante que queda clavada en el cerebro del espectador.

Los espacios

Inquieta observar un espacio de una casa al que nadie ha hecho el más mínimo caso. El paso del tiempo se percibe en sus paredes. Las cosas amontonadas recuerdan la dejadez del ser humano. Y el espacio en sí, demuestra el absurdo de tantas de las acciones que ejecutamos y transformamos en materia durante nuestro paso por esta vida.

La mugre del suelo es parte de la decadencia que nos envuelve desde nuestro nacimiento. Y el pequeño cuadro transmite la tristeza del intento por hacer bello con más materia lo decadente e inservible.

Sobre una cama se amontonan cosas. En primer plano, una silla rota, decadente, absurda, que apenas ya puede cumplir su función.

En otras ocasiones, el amontonamiento (por ejemplo el de cajas vacías de bebidas apoyadas contra un muro) es otra huella más de la decadencia a la que estamos condenados. Beber y generar inservibles desperdicios parecen ir de la mano. La acción de beber la festejamos con la vaga ilusión de sentirnos en el paraíso. Sus residuos los ocultamos en la pared de atrás de cualquier bar.

A veces, esos espacios no tienen nada. ¿Puede haber algo más inquietante que un pasillo vacío? ¿El ascensor vacío? ¿Un parking vacío? Lo absurdo del espacio construido con un objetivo funcional que no cumple. Un proyecto de algo que no vale para nada. Una intención tirada por la borda.

También trata el paisaje como un espacio que inquieta. Tras las encinas de la dehesa asoman tres rascacielos. Nada tiene sentido.

Los objetos

Ariadna Acosta utiliza los objetos como centro de parte de sus series de instantes. Los objetos juegan un papel decisivo en el día a día y nos anuncian nuestra propia decadencia y muerte. Un dispositivo para el goteo parece el centro de la cuenta atrás de una vida. Un oso de peluche que cuelta de una pinza en una cuerda, el término de una infancia. Y una taza con un “divertido” payaso pintado pierde toda la alegría que supuestamente debería dar entre las manos por las que ha pasado el tiempo.

Los gestos

Entre los gestos que Ariadna Acosta deja congelados en sus fotografías se encuentran los de caras anónimas que pasan por la calle y que solo en un segundo dejan la impronta de su ser que luego ella dejará inmortalizada para siempre.

También trata como gesto el que tiene un cuerpo. Una niña sentada con los brazos cruzados con una cara rebanada por la paupérrima toalla mil veces usada que espera a secarse al sol para volver a usarse.

También se encuentra el gesto del modelo que se mira al espejo, y el de la que lleva sus manos a la cabeza o el del que anda a los lejos en un espacio de nada.

Decadencia, muerte, vacío y lo absurdo de la existencia son las emociones que impregnan esta serie de instantáneas de Ariadna Acosta, que inquietan hasta al más optimista.

Más fotos en Ariadna Acosta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s