Las patatas fritas con helado: un sueño de infancia hecho cena en el Palace con Fernando Sáenz

Publicado: 18/09/2015 en Restaurantes y críticas gastronómicas
Etiquetas:,
Menú helado Hotel Palace. Patatas fritas con salsa brava helada.

Menú helado Hotel Palace. Patatas fritas con salsa brava helada.

Cuando era niña quería comer patatas fritas con helado. Era unir las dos cosas que más me gustaban, pero mi madre me frustraba el intento una y otra vez. Así que he tenido que esperar casi cuarenta años para que el sueño se hiciera realidad. Ha sido en el hotel Palace de Madrid gracias a un menú en colaboración con el maestro heladero Fernando Sáenz Duarte y además en el simbólico día en el que hemos celebrado el primer año de Lúa.

La verdad es que dudé hasta el último momento qué menú elegir para cenar, porque —las vueltas de la vida— mi madre asistía a la cena. Nueve platos con nueve helados. El primero, unas patatas fritas con salsa brava helada. Fue el gran cocinero que acaba de fichar el hotel Palace, José Luque, quien me hizo decidirme por este menú helado: “Cuando dudes, haz lo más arriesgado”.

Llegué al Palace con los cuatro abuelos y el miedo aún en el cuerpo, pero el aperitivo nos dejó a todos con una cara de sorpresa de lo más agradable. Un Sorbete de peras verdes y tomillo limonero que se rociaba con un dedo de vino verdejo. La mezcla refrescante en la que participaban los cuatro sabores principales —amargo, ácido, salado y dulce— de forma equilibrada nos dejó a todos con ganas de más. Entonces llegaron los Daditos de patatas fritas con salsa brava helada de ibérico, pimentón de La Vera y aceite de oliva virgen extra de la variedad arbequina. Ni dios rechistó hasta que se lo terminó.

Sin embargo, el plato más elegante de los que se ofrecía en el menú fue el ajoblanco con crema helada de vino Palo Cortado, mientras que el más sorprendente y delicioso a la vez fue el Solomillo de cebón con mantequilla helada de brandy.

Curiosamente, no disfruté en absoluto del prepostre Dúo de pera y manzana al moscatel con helado de cítricos y hierbas frescas. El amargo preponderaba en la mezcla y en ese momento del menú a mí no me apetecía esa sensación. Tampoco disfruté demasiado el último postre Helado de chocobarrica, quizás porque ya estaba algo cansada. Y es que este menú helado se puede tomar en La Rotonda del Palace solo para cenar. Es un poco largo y como es tan divertido hay que comentarlo, así que lleva su tiempo y yo con tantos líos pues llegué un poco tarde a mi reserva.

Tengo que admitir que ha sido una de las mejores veces que he cenado en este restaurante del Hotel, porque todos los platos salieron en su punto y porque el menú era una combinación ingeniosa y divertida. También disfrutamos del ambiente tranquilo, a partir de la segunda parte de la cena cuando se terminó un cóctel que se ofrecía en la cúpula y que impedía en ocasiones que el lugar sea todo lo agradable que podría ser.

Merluza con verduras para Lúa. Hotel Palace.

Merluza con verduras para Lúa. Hotel Palace.

Tras esta menú, vi cumplido un olvidado sueño infantil. Eso sí, a Lúa, cuyo primer cumpleaños celebrábamos, le tocó comer el plato más serio, merluza con zanahorias y calabacines. Se lo pedí yo misma, pero después de comido el pescado, lo que más saborea, nos pusimos a jugar con las verduras y entre risa y mordida acabamos esta linda cena que nos enseñó a todos que comer es divertido, con un año, con cuarenta o con setenta. Gracias al Palace y a su equipo por acogernos con tanto amor para esta fiesta familiar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s